jueves, 19 de mayo de 2011

The fat badger

En la esquina entre Portobello Road y Golborne Road estaba el Fat Badger, un pub de los clásicos, de los de buen estilo, de los de techos altos, amplios sillones (de segunda mano), suelos de madera, buena música y un ambiente tranquilo de los que quedaban pocos. No sé cuántos años llevaría ese pub ahí, abierto a amparar personas solas que leían un libro o simplemente meditaban, acompañados de la buena música que muy lejanamente sonaba constante en su interior. Era un refugio, pero también un lugar de reunión sorprendente a la noche, las pocas veces que lo vi, iluminado, poblado de rostros sonrientes, alborotados, felices. A veces, en alguna hora muerta a la tarde, me dejé caer por allí a escribir o leer y a tomar una pinta de cerveza.

Hace un par de meses lo cerraron por obras. No avisaron a nadie. Pensé que lo estaban reformando, que querían sacar partido a la etiqueta Michelín que ostentaba una de sus puertas. Pero no. Hoy lo han inaugurado y para mi sorpresa y horror han puesto unos toldos azules y unas mesitas redondas y unas sillas destartaladas que parecen haber sacado de un vacie, parece que la estética de la basura comienza a estar de moda otra vez, y he leído por primera vez su nuevo nombre: Pizza East.

Descanse en paz el Fat Badger.